Sufrimiento de Animales en la Naturaleza. Parte 1

Muchas personas creen que la naturaleza es algún tipo de paraíso donde los tienen vidas felices. La realidad es que la mayoría de animales en la naturaleza están en continuo riesgo de sufrir y/o morir por varios motivos.

La gran mayoría de animales muere poco después de nacer. Esto ocurre debido a que las estrategias reproductivas predominantes provocan que la mayoría de animales muera durante la infancia. Hay animales que tienen una alta tasa de supervivencia en la infancia, pero incluso éstos suelen morir antes de alcanzar la madurez.

A menudo, se piensa que en la naturaleza sólo mueren los animales enfermos y de edad avanzada, mientras que los jóvenes y sanos tienen vidas felices. Esto se considera positivo porque la muerte de animales ancianos y enfermos los alivia del dolor y la angustia que de otro modo experimentarían debido a o a otros daños relacionados con la edad. Sin embargo, existen evidencias que sugieren que no ocurre así.

Otras maneras en que los animales pueden verse dañados en el mundo salvaje por razones naturales son:

  • Desnutrición, hambre y sed en los animales salvajes

Uno de los factores más importantes que limitan el crecimiento de las poblaciones de animales es la falta de comida y agua, que puede matar a una gran cantidad de éstos. Podemos imaginar cuánto sufrimiento provoca. La principal causa de inanición para los animales en la naturaleza es sencillamente el hecho de nacer en un entorno en el que no hay comida para todxs.

Imagen de una osa polar desnutrida captada por la fotógrafa Kerstin Langenberger.

  • Enfermedades en la naturaleza

Los animales que viven en la naturaleza pueden sufrir muchos tipos diferentes de enfermedades. Algunas de ellas son muy dolorosas, y pueden provocarles una muerte lenta. Incluso las que no son letales les provocan también un gran sufrimiento. Los daños que provocan las enfermedades se agravan debido a la falta de acceso a tratamiento y, en ocasiones, por la ausencia de oportunidades para descansar y recuperarse. Hay tantas enfermedades que les afectan que no podríamos hacer una lista completa.


Nike, una serpiente rescatada, con la cabeza llena de garrapatas.

  • Los daños físicos que sufren los animales en el mundo salvaje

Las lesiones pueden matar a los animales, o pueden incapacitarlos de forma letal, como en ciertos tipos de mutilación. En otros casos, aunque sobrevivan, pueden quedar parcialmente mutilados o sufrir dolores crónicos, lo cual puede acortar mucho sus vidas. En un sentido amplio, podemos dividir las causas de los daños físicos en tres categorías principales: conflictos con otros animales, accidentes, y daños provocados por condiciones climáticas extremas y .

  • Condiciones climáticas

Las tormentas son un peligro para los animales que no pueden buscar refugio. Los pueden ser arrojados contra las rocas durante la tormenta. Las aves acuáticas son golpeadas por bolas de hielo durante las tormentas de granizo. Esto puede provocar un daño a los órganos internos, la rotura de alas y extremidades, y lesiones oculares. La sobreexposición al sol puede producir quemaduras solares, cuya gravedad puede ir desde quemaduras leves hasta la destrucción completa de la piel y los tejidos subyacentes. Las heridas más graves pueden ser letales. El clima frío también puede causar lesiones por congelación.


Las son propensas a congelarse en sus colas sin pelo. Foto: Chris Helzer / The Nature Conservancy.

  • Animales en desastres naturales

Los terremotos, los huracanes, las erupciones volcánicas, los tsunamis y los incendios forestales pueden provocar un gran sufrimiento y la muerte de muchos animales. A pesar de que sería posible darles ayuda, la mayoría de animales afectados son dejados a su suerte, o soportan heridas debilitantes que con tratamiento podrían curarse.


Consecuencias de los incendios forestales en Australia, enero de 2020. Foto: Jo-Anne McArthur / We Animals Media.

  • Conflictos intraespecíficos

Los animales de la misma especie pueden tener conflictos y luchar entre ellos por diferentes razones, incluyendo el territorio, el acceso a parejas y el estatus social. Los animales de muchas especies también practican el canibalismo, el infanticidio, y luchan con sus hermanxs hasta la muerte.


Un par de ensangrentados en una lucha dramática por el territorio.

  • Coerción sexual

La coerción sexual es habitual entre animales de la misma especie, y puede producirles importantes daños. Los machos de diferentes especies en ocasiones matan a las crías de otros machos para aparearse con sus . Además, algunos animales matan a aquellos con los que se aparean.

  • Estrés psicológico en los animales salvajes

Además de sufrir físicamente, muchos animales también soportan un importante estrés psicológico debido a la presión ambiental que tienen que afrontar. A menudo sufren y angustia, o tristeza cuando sus crías u otros animales del grupo mueren.


Mono escapando de un leopardo.

Puesto que los animales no humanos son seres sintientes que pueden sufrir como los seres humanos, debemos dar importancia a lo que les ocurre y, por lo tanto, ser afectados por lo que les hacemos; no tanto debido a que pertenezcan a una determinada especie o a un cierto ecosistema.

Siempre que nos sea posible, y con el conocimiento adecuado, rescatemos animales atrapados. Ayudemos a lxs animales enfermxs y heridxs buscándoles atención médica.

Trabajemos juntxs incansablemente por un mejor futuro para todos los animales.


Fuente:

  • Ética Animal

https://www.animal-ethics.org/ya-disponibles-en-audio-nuestros-textos-sobre-el-sufrimiento-de-los-animales-salvajes/

    •  
Sin comentarios

Deja un comentario