¿Quiénes son lxs cerdxs?

Es hora de cambiar nuestras creencias acerca de lxs cerdxs, pues como todxs lxs animales no humanxs, merecen nuestro respeto.

¿Quiénes son lxs cerdxs? Conozcámoslos más de cerca:

Lxs lechones recién nacidxs reconocen las voces de sus madres y conocen sus propios nombres cuando tienen sólo dos semanas de edad, mucho más rápido que cualquier bebé humano. Además, ¡Las madres suelen cantar a sus lechones mientras amamantan!

Lxs cerdxs son muy sociales y naturalmente viven en manadas matriarcales. Incluso mientras duermen, la manada permanece cerca, siempre en contacto físico, y se sabe que sueñan.

Son miopes, incapaces de ver claramente más allá de unos pocos metros. Lo que compensan con su fuerte sentido del olfato, mucho más desarrollado que el de lxs perrxs. 

Cuentan con una audición excelente y se comunican constantemente entre sí con las numerosas vocalizaciones que forman parte de los idiomas y dialectos que poseen. Esto significa que utilizan un gruñido o chillido específico cuando intentan cortejar a unx compañerx o expresar hambre, por ejemplo.

También tienen habilidades para orientarse y una gran memoria. Pueden recordar datos complejos sobre actividades para su supervivencia, comodidad e interacciones sociales. Cuando se pierden, lxs cerdxs pueden encontrar su camino a casa, incluso en largas distancias.

La “𝘱𝘳𝘶𝘦𝘣𝘢 𝘥𝘦𝘭 𝘦𝘴𝘱𝘦𝘫𝘰”, realizada con cerdxs por el profesor Donald Broom de la Universidad de Cambridge, reveló que estxs animales pueden usar un espejo como herramienta para encontrar alimentos que de otra manera no serían visibles. Esto significa que lxs cerdxs entienden que los espejos son reflejos, más que ventanas.

El veterinario y científico Dr. Mike Mendl ha dicho:

Los cerdos (sic) pueden desarrollar sofisticados comportamientos cognitivos similares a los que vemos en algunas especies de primates

como solución de problemas complejos, cultura y valores comunitarios y lazos afectivos profundos. 

A lxs cerdxs les encanta tomar el sol y jugar. Una de las percepciones más comunes es que les encanta rebozarse y relajarse en el lodo. ¡Esto es cierto! Aunque no lo hacen para ensuciarse, en realidad es porque no tienen glándulas sudoríparas, así que esta es una forma efectiva y común de mantenerse fresquitxs en temperaturas más cálidas.

Tienen derecho a vivir su vida tranquilxs, en entornos relajados y sin explotación. No olvides que a lxs cerdxs les encantan las caricias y que les rasques la pancita. 

A pesar de las dificultades, lxs cerdxs siguen siendo optimistas. En su libro, 𝑇ℎ𝑒 𝑊ℎ𝑜𝑙𝑒 𝐻𝑜𝑔, el naturalista Lyall Watson declaró:

“No conozco otros animales que sean más constantemente curiosos, más dispuestos a explorar nuevas experiencias, más listos para conocer el mundo con entusiasmo. Los cerdos (sic), he descubierto, son optimistas incurables y disfrutan mucho del sólo hecho de ser”.

¿Cómo tratamos a lxs cerdxs hoy en día?

Las vidas de la mayoría de lxs cerdxs son miserables, su explotación ha escalado rápidamente y las condiciones de las granjas son terribles.

Las granjas, donde lxs cerdxs son criadxs, son sitios completamente alejados de los idílicos campos de pastos verdes donde pueden correr en libertad, pues las granjas industriales son oscuras, sucias y malolientes con miles de cerdxs hacinadxs lxs unxs contra lxs otrxs. En estos lugares sobreviven en condiciones brutales que lxs llevan a desarrollar muchísimas enfermedades mentales y físicas. 

Lxs cerdxs se enfrentan a prácticas comunes increíblemente crueles. Por ejemplo, justo después del nacimiento, con tan sólo tres semanas, son separadxs de sus madres. También lxs mutilan cruelmente: los machos suelen ser castrados sin anestesia y las colas y dientes de todxs, son cortadas y extraídos sin cuidados. Todo esto se hace solo para evitar que se hagan daño entre sí cuando empiecen a perder la cordura, debido al hacinamiento y la desesperación por vivir en una granja.

A las madres se les confina a las jaulas parideras durante toda su gestación y después de ella. Estas jaulas son a menudo tan pequeñas, que las madres ni siquiera se pueden levantar para darse la vuelta, lo que con frecuencia significa que algunas de ellas llegan a aplastar a sus bebés involuntariamente. 

Las jaulas de gestación tienen barras de metal por las que defecan y sus excrementos se quedan sin limpiar. Las violan sistemáticamente dos o tres veces cada año y tienen que pasar por este ciclo una y otra vez hasta que son consideradas como “gastadas” o “usadas”. Entonces serán sometidas a las granjas de engorda y vendidas al matadero. 

Las vidas de lxs cerdxs se han acortado muchísimo. Lxs que no son explotadxs pueden vivir desde 15 a 20 años, pero en las granjas viven sólo entre 4 y 12 meses.

Checa 𝘛𝘏𝘌 𝘓𝘈𝘚𝘛 𝘗𝘐𝘎, un largometraje documental que sigue la notable historia de Bob Comis, un criador de cerdxs y su viaje más allá del matadero. Este film captura el último año de Bob criando cerdxs, la alegría de cuidar a estos seres sintientes, la angustia de llevarlxs al matadero, la búsqueda de un santuario y los fantasmas que lo perseguirán para siempre. Después de diez años de criar cerdxs, Comis da la vuelta a su vida, arriesgando todo para detener la matanza y, en su lugar, plantar las semillas de un jardín.

El❤️principal🧡interés💛de💚todxs💙lxs💜animales❤️es🧡disfrutar💛la💚vida💙en💜libertad.

Hoy puedes marcar la diferencia para lxs cerdxs, hazte vegan y apoya a los santuarios que han rescatado a estxs animales. 

Referencias

  • 24 de mayo de 2022. ¿Cómo es la vida de un cerdo? Gen V. https://genv.org/es/cerdos-sammy-fries-intellegentes-sentimientos/ 
  • Chrám živočichů. (25 de julio de 2023). The Last Pig. [Video]. Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=e4JdmIXqFUE

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *