La inteligencia de los peces.

Los son de los animales que más hemos subestimado en cuanto a capacidad cognitiva, al punto de que para la población en general los peces no son seres conscientes ni pensantes, sin embargo, investigaciones recientes sobre la de los peces han demostrado que son mucho mas inteligentes de lo creemos.

Se reconocen a sí mismos y a los demás, tienen muy buenos recuerdos, viven en comunidades sociales complejas, aprenden, juegan, cooperan, se reconcilian, pueden aprender unos de otros, lo cual desarrolla su inteligencia y las culturales, construyen estructuras complejas, son capaces de utilizar herramientas y utilizan los mismos métodos para hacer el seguimiento de las cantidades como lo hacen los humanos.

Pueden distinguir una cara humana familiar entre docenas de nuevas caras con una precisión sorprendente. ¿Tú puedes ver la diferencia entre caras de peces?

Algunos son capaces de abrir ostras seleccionando y recogiendo con su boca una piedra puntiaguda y la golpean hasta que se abre, habilidad y conocimiento que se sospecha que ha sido trasmitida por generaciones de los adultos a los jóvenes.También pueden analizar cuán probable es que ganen peleas con otros peces a través de observar y recordar potenciales rivales en batallas previas.

Los gobios, son pequeños peces que viven en la costa en zonas de marea, son capaces de hacer un mapeo mental de dónde quedarán las charcas cuando la marea baje y escogen el agujero que tendrá a su alrededor más charcos para poder saltar y evitar los depredadores.

Muchas especies de peces pueden realizar hazañas complicadas de navegación recordando mapas mentales y algunos de ellos incluso poseen un mapa espacial de su entorno, creando en sus mentes representaciones del orden en que una serie de lugares están espacialmente vinculados.

Colaboran entre especies, por ejemplo, los meros y las morenas se coordinan para cazar. El mero alerta a una morena para que se acerque a un arrecife, la morena se mete entre las rocas y hace salir los peces.En a sus vidas sociales, hay un pez que para atraer a la hembra dibuja en la arena una estructura simétrica que es como un mandala y otros construyen pérgolas que la hembra escoge.

En la mayoría de las especies los machos cuidan de los huevos y de las crías. Otros peces, como los cíclidos sudamericanos y el bagre hoplo, ponen sus huevos en pastos o caracoles vacíos que encuentran en el mar, así pueden transportarlos en caso de alguna situación amenazante.

En los bancos de peces que migran, los miembros más jóvenes, después de su migración, vuelven a desovar donde nacieron, como los . Ellos aprenden esto de los individuos mayores, pero, con la , estamos eliminando principalmente a los mayores, por lo cual los jóvenes están cambiando los lugares pues no saben a dónde volver.

Los peces cebra tienen algo llamado fiebre emocional, que es una fiebre fìsica desencadenada por una situación estresante, como una fiebre causada por una enfermedad. Su temperatura corporal aumenta entre 2 y 4 grados centígrados cuando se encuentran en confinamiento durante períodos cortos.

Su actividad cerebral durante una lesión es análoga a la de los vertebrados terrestres: desencadena una cascada de actividad eléctrica que se expande hacia las regiones cerebrales esenciales para las percepciones sensoriales conscientes.

Los peces se comunican haciendo sonidos con las branquias, la vejiga natatoria, los dientes y otras partes de su cuerpo. Nosotros no lo escuchamos pues los peces no lo hacen fuera del agua, de modo similar en el que nosotros no podemos comunicarnos dentro del agua.

Todavía hay mucho por descubrir en lo que respecta a la inteligencia y los sentimientos de los peces, pues sólo se han observado unos cuantos cientos de especies, cuando se estima que existen más de 30,000 especies.

Por todo esto, es importante respetar la vida de estos increíbles seres, de los cuales parece que no tenemos tanta como con otras especies animales, esto en parte puede ser por lo diferentes que, aparentemente, son nuestras comunicaciones, por el poco parecido físico, porque en en nuestro día a día rara vez les vemos y también por el poco conocimiento que tenemos de ellos.

Todos podemos cambiar eso promoviendo una postura vegana, compartiendo información sobre la vida de los peces, creando una cultura de respeto a toda la y exigiendo el cese de la pesca.

Fuentes:

https://www.google.com/amp/s/www.sinergiaanimal.org/single-post/2019/08/12/inteligencia-peces
https://www.google.com/amp/s/www.nauticalnewstoday.com/investigaciones-sobre-la-inteligencia-de-los-peces/amp/
https://www.google.com/amp/s/www.lavanguardia.com/lacontra/20190112/454080223181/los-peces-son-inteligentes-sensibles-y-emocionales.html%3ffacet=amp
Sin comentarios

Deja un comentario