Explotación de los conejos.

 

El mundo está lleno de que quieren vivir libres. Desafortunadamente existen también explotadores y gente sin conocimiento que los secuestra, esclaviza y asesina para que otros les compren o se entretengan con ellxs.

La cunicultura es una de las actividades pecuarias. Es un conjunto de técnicas y procesos llevados a cabo para el aprovechamiento de conejos, que abarca, básicamente, las actividades vinculadas a la cría de éstxs, debido a que la versatilidad de su explotación ha contribuido a que pequeños y medianos productores incursionen en estos mercados. De ellos se obtienen productos como jamón, salchichas, salami o chorizos, y también se usa su piel, pelo, patas y cola para fines decorativos o textiles. Otros usos de los conejos son para hacer  farmacéutica y testeo de productos, como mascotas y para el , lo que les convierte en una especie altamente explotada.

En México las mayores entidades explotadoras de conejos son: Puebla, Tlaxcala, Morelos, Ciudad de México, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Jalisco y Estado de México. Para su explotación, los conejos son secuestrados de sus hábitats o forzadxs a la reproducción en cautiverio. Algunos de ellxs son vendidos en mercados públicos por todo el país y sus compradores les darán usos variados, desde su esclavitud como mascotas y alimentación, hasta su uso en rituales paganos o de brujería. Algunas personas los usan en actos de magia, los forzan a convivir con niñxs y, en todos los casos, durante su cautiverio, serán forzados a comer alimento que dista de ser la elección  que ellxs comerían en libertad.

Ningún uso de éstos y otrxs animales es ético o beneficioso para los animales. Además, durante el proceso de espera para su compra en tiendas o mercados, ellxs se encuentran confinadxs en jaulas sin exposición solar o a la tierra, donde convivirán con muchos más de ellxs en espacios reducidos. Junto a ellxs habrá tanques que pueden contener iguanas, tortugas, pirañas, sapos, guajolotes o incluso pavos reales, por ejemplo. Esta convivencia no es natural y significa un estrés inestimable y terrible para todxs los animales.

En cuanto a la carne de conejo, a pesar de que no está ampliamente popularizada en la alimentación de nuestro país, poco a poco ha recibido más y más apoyo económico del gobierno para cambiar esta situación. Cabe decir que la explotación de conejos para su uso alimentario ha provocado la Enfermedad Viral Hemorrágica VHD que, aunque no es contagiada a humanxs, ha significado asesinar a miles de estos individuos conejos.

En México, el 80 por ciento de los explotadores de conejos lo hacen desde sus traspatios o pequeñas familiares, mientras que 15 por ciento son granjas tecnificadas que cuentan con un mínimo de 50 hembras para su abuso sexual y reproducción forzada con un manejo sanitario controlado, y sólo 5 por ciento de los conejos presos para la industria alimentaria se encuentran en granjas tecnificadas e incluso automatizadas. Cabe decir que, en ninguno de los casos, esta actividad es necesaria ni , ni tampoco libre de riesgos sanitarios. SAGARPA, en la Ciudad de México, trabaja con alrededor de 70 productores de las delegaciones Tláhuac, Xochimilco, Tlalpan y Milpa Alta, en donde los propios explotadores de conejos y veterinarios zootecnistas han declarado que el mayor riesgo de “este negocio” son las comunes como diarreas y otras respiratorias, a causa de estas prácticas.

En el sector textil, los conejos son asesinados en invierno cuando se quiere usar su color blanco o en verano para usar sus colores marrones y rojizos, la piel puede además ser teñida, en procesos que son muy contaminantes, cabe decir. Un uso común de la piel de conejo es el cosido en el forro interior de abrigos o se usa en el exterior, como elemento decorativo de abrigos de invierno. También se usa su pelo para la elaboración del fieltro para su aprovechamiento en procesos mecánicos, artesanías y sombrerería. El proceso incluye la humectación y el esquilado de la piel hasta que ésta se convierta en un paño grueso y resistente.

Debido a que las pieles de conejo son pequeñas, una capa hecha completamente de piel de conejo requerirá de la esclavitud y asesinato de varios animales.

La pequeñez de los conejos les hace deseables para los explotadores que usan sus pieles para forrar guantes y botas de invierno. Su pelo también puede ser hilado para tejer suéteres o guantes, rellenos de peluches en formas de animales (irónicamente), entre otros usos.

Gran parte de los animales aún están vivos y conscientes cuando se inicia su despellejamiento.

Entre las peores prácticas comunes en los centros de explotación (incluidas las granjas familiares) abunda el golpear a los conejos enfermos hasta la muertedelante de sus aterrados compañeros de jaula, también se ha visto como a otros conejos lisiados, enfermos o con graves heridas se les deja sufrir sin proporcionarles tratamiento médico. Se ha documentado a granjeros reventando la cabeza de crías de conejo con los dedos y tirando animales enfermos a contenedores. Por otro lado, son habituales las violaciones sexuales de machos y hembras por medio de prácticas contrarias a la naturaleza y a la ética. En algunas granjas, por ejemplo, se forza a un conejo macho a la extracción de su semen para fecundar de 6 a 10 hembras, que son llamadas “reproductoras”. Este término y esta práctica es muestra del sexismo especista.

También los animales son manipulados genéticamente con el objeto de conseguir diversos tonos de pieles, y los individuos machosreciben descargas eléctricas para que produzcan mayor cantidad de esperma e incrementar su descendencia. Para su muerte, generalmente son apaleados y posteriormente asfixiados con monóxido de carbono. A los animales pequeños se les disloca la cervical para causarles traumas espasmódicos hasta que mueren o son electrocutados.

Como puedes ver, el uso de conejos (y de cualquier animal) es absolutamente terrible y debe ser prohibido por la ley y abolido de todas las prácticas socioculturales.

Los conejos, como los humanxs, tienen intereses propios, emociones, deseos, y hábitos sociales que necesitan cubrir en completa libertad sin la interacción de nuestra especie.

No participes de ninguna forma de explotación animal y hazte .

 

Fuentes:

  • Gobierno mexicano.
  • Medio digital “El Informador”.
  • Senado de la República Mexicana. Gaceta del 29 de mayo de 2019.
  • Igualdad Animal.
  • Agroempresarios Argentina.
  • CuniNews, revista global de cunicultura.
  • EHow España.
Sin comentarios

Deja un comentario