Antibióticos.

El uso de antibióticos es una práctica común en la industria alimentaria. Se suministran a lxs animales explotadxs en para potenciar el crecimiento de éstos de modo antinatural y para protegerlxs de aún no adquiridas, no porque a lxs explotadores de animales les interese su vida, sino porque si mueren por enfermedades significan pérdidas económicas para la industria. Lxs animales presos en las granjas consumen antibióticos constantemente a pesar del peligro que esto significa para su y en términos de amenazas sanitarias.
 
Además, las granjas son lugares que son un “caldo de cultivos” para enfermedades e infecciones, debido a las deplorables condiciones en las que se encuentran lxs animales, por lo mismo se les administran en exceso estos antibióticos para que puedan sobrevivir a las horribles condiciones en las que se les tiene presxs.
 
Además del problema ético, otro problema del uso de antibióticos es que lxs animales no humanxs, y también lxs humanxs, creamos resistencias a estos medicamentos, puesto que nuestros cuerpos se acostumbran a ellos y lxs viruses y también, por lo que dejan de ser eficaces. Luego, cuando los necesitamos, estos no funcionan, por ello mueren cientos de miles de personas a causa de infecciones resistentes a los antibióticos. Además, diversas investigaciones han señalado ya que el aumento de infecciones resistentes a los antibióticos, no solo existe en animales presos en granjas que contagian a animales silvestres, sino también en humanxs.
 
¿Quiénes son y ?
 
Cargill es una empresa monopolística de materias primas usadas en la industria alimentaria y la ganadería, presente en más de 70 países. Es la dueña de la mayor cantidad de mataderos en América del Norte y ha sido nombrada “la peor empresa” del planeta por diversos reportes y organizaciones ambientales y por los derechos de lxs animales. Provimi es la marca de Cargill de drogas y medicamentos que son suplementados a lxs animales en las granjas.
 
Provimi suministra antibióticos de generaciones ya prohibidas por la OMS a animales presxs en granjas, lo que supone afectaciones, tanto para lxs animales, como para lxs humanxs que les consumen.
 
Provimi es el líder mundial en producción de alimentos para animales. Genera 635 millones de toneladas anuales en alimentos para bovinos, aves y porcinos, y comercializa una amplia paleta de ingredientes y aditivos para estos y otros animales sometidxs al cautiverio por lxs humanxs.
 
En México, y en otros países del mundo también, los productos de Provimi no cumplen con los estándares de la OMS que han prohibido el uso de diversos antibióticos y aditivos, sin embargo, continúan siendo suplementados y vendidos, lo que vulnera no sólo a lxs animales presxs en las granjas, si no que contribuye mayormente a la resistencia de los antibióticos en lxs humanxs, quienes consumen antibióticos constantemente en una especista (con productos de origen animal), lo que, por supuesto, es parte fundamental de la proliferación de como el -19, el H1N1, la gripe porcina, entre otras.
 
El uso de antibióticos, como lo conocemos hoy, no sería necesario en un mundo donde no existe la animal. Recuerda que empresas como Cargill y Provimi no dañan únicamente a animales humanxs, sino que también dañan, esclavizan, someten y asesinan a animales de otras especies. No contribuyas a esto.
Sin comentarios

Deja un comentario